La energía eólica va a jugar un papel muy importante en la transformación energética del sistema de energía mundial, van a ser necesarios especialmente grandes desarrollos en energía eólica en las próximas tres décadas para lograr los objetivos climáticos del acuerdo de Paris.

Esta transformación solo será posible si se incrementa la capacidad instalada eólica, lo que implica que la capacidad eólica instalada se multiplique por tres hasta 2030 alcanzando los 1787 GW a nivel mundial y por nieve hasta 2050 llegando a 5044 GW considerando que la capacidad instalada en 2018 es de 542 GW. Para la eólica marina, la capacidad instalada se incrementará diez veces, alcanzando los 228 GW y sustancialmente hasta 2015 alcanzando los 1000 GW.

La industria eólica tiene que estar preparada para este aumento tan significativo del mercado en las próximas tres décadas, es por ello que las instalaciones anuales de parques onshore se multiplicaran por cuatro y en el caso de la eólica marina, ese incremento será por diez.

Según IRENA a nivel regional, Asia va a ser el continente que dirija el ritmo de las instalaciones de capacidad eólica, convirtiéndose en el líder de energía eólica, ya que contará con el 50% de las nuevas instalaciones globales para 2050, seguido por Norte América que contará con el 23% y Europa con el 10%. En el caso de la energía eóilca marina, Asia va liderar también con un 60% de las instalaciones globales, seguido por Europa que contará con el 22%.

El coste total de los proyectos onshore va a continuar disminuyendo a lo largo de las próximas tres décadas , y se espera que alcance un valor de 800 a 1352 $/kW en 2030 y de 650-1000 $/kWh en 2050. Los proyectos offshore también esperan que los costes totales de instalación caigan en las próximas décadas alcanzado un rango de 1700-3200 $/kW en 2030 y de 1400-2800 $/kW.

Actualmente el LCOE para la eólica terrestre ya es competitivo con las energías que provienen de fuentes fósiles y se espera que sus costes disminuyan todavía más y su eficiencia mejore. El LCOE para eólica mariana se espera que continúe su descenso de una media de 0.06 $/kWh en 2030 a 0.02-0.03 $/kWh en 2050.

Para lograr estos objetivos es necesario que continúe la innovación y el desarrollo tecnológica hacia aerogeneradores de mayor tamaño, con rotores más grandes y alturas de buje superiores, que permitan obtener mayor rendimiento en los mismos emplazamientos.

Otro de los aspectos clave en el desarrollo de la eólica marina es la innovación tecnológica de las cimentaciones. Esta va a permitir que se acelere el desarrollo y la instalación de nueva capacidad eólica offshore, permitiendo el acceso a emplazamientos con mayor recurso eólico.

Todos los datos mencionados anteriormente y otra mucha información se puede extraer el del informe que ha publicado IRENA y que ha titulado “Future of Wind”, que está disponible para descarga en el siguiente enlace.

X