“Si no pasa nada, tendremos que hacer algo para remediarlo: inventar la realidad” William Randolph analogía del “si algo no está inventado, lo inventamos nosotros”, de toda la vida.

En una nueva demostración del potencial de los sistemas craneless, Liftra, empresa de origen danés, pionera en el diseño y fabricación de herramientas craneless para el gran (y también pequeño) correctivo y que cuenta actualmente en el mercado con los sistemas LT1000 y LT1200, con una carga máxima de 78 toneladas, acaba de presentar su nueva tecnología para el cambio de palas y rodamientos de estas, totalmente compatible con los equipos anteriormente mencionados aunque no solo, ya que también es capaz de trabajar con cualquier grúa tradicional.

El principio de funcionamiento del Blade Skylark es simple, quizá por eso también es efectivo. Este útil de agarre de pala tipo pinza, “abraza” la pala en posición vertical en torno a su centro de gravedad. El camino hasta conseguir realizar el gran correctivo es el esperado, a partir de fijar la sujeción del Blade Skylark en la pala, esta es rotada 90 grados hasta alcanzar la horizontalidad, momento en el que apoyamos la pala en el suelo y procedemos al remplazamiento de la misma o intercambio del rodamiento, en función de cuál sea el alcance de nuestra tarea.

Esta actuación supone un cambio de protocolo respecto a la manera tradicional de manipulado de palas, directamente en horizontal, pero es precisamente esta modificación la que permite reducir de manera considerable la altura de gancho, por tanto, disminuye la dimensión de la grúa necesaria ergo resulta más económico el uso de este nuevo sistema frente al tradicional.

Otro de las principales ventajas del utillaje es su amplia compatibilidad, mediante un sencillo adaptador que cuenta con piezas intercambiables podemos configurarlo para su uso con diferentes tipos de palas.

Blade Skylark viene preparado para uso tanto onshore, como offshore. Capaz de trabajar en vientos de hasta 12m/s, cuenta de serie con una limitación de carga de 12 toneladas, aunque puede ser ampliada o disminuida de cara a adaptarse a las necesidades específicas del usuario.

La primera unidad de este singular útil se encuentra actualmente en funcionamiento en Japón, y se espera la entrega de al menos dos más en América a lo largo de este año.

X