Los proyectos de eólica marina flotante no paran de crecer debido a que los desarrolladores están ganando posiciones en el mercado eólico de aguas profundas.

Alrededor del 80% del recurso global en eólica marina, se localiza en aguas con profundidades de más de 60 metros, donde las cimentaciones fijas no pueden ser utilizadas.

Se espera que los costes de la eólica marina flotante caigan en los próximos años debido a que se está pasando del desarrollo de proyectos pilotos a un desarrollo comercial mucho más amplio. Con el apoyo adecuado, los costes de la tecnología eólica flotante podrían bajar hasta 80 o 100 Euros/MWh (90-113 $/MWh) para proyectos financiados en 2025 y descender incluso más en 2030 con valores de 40 a 60 Euros/MWh.

Las cimentaciones flotantes pueden ofrecer una reducción de costes de instalación y proveer mayores ganancias industriales que los proyectos de marina fija.

La empresa Stiesdal Offshore Technologies (SOT) ha diseñado la cimentación eólica flotante TetraSpar basada en un sistema modular, que utilizar una estructura principal de acero tubular con una quilla suspendida. La planta entera puede ser remolcada usando remolcadores y evitando el uso de barcos especializados.

Las cimentaciones flotantes pueden ser altamente competitivas en aguas de profundidades moderadas y en aguas profundas, ya que requieren menos adaptaciones a las condiciones del fondo marino lo que permite a los fabricantes maximizar sus beneficios a través de la producción en serie.

En este sentido, el desarrollo porturario es clave para poder llevar a cabo parques eólicos marinos flotantes de grandes dimensiones. España es uno de los pocos países que ya cuento con puertos adaptados para el ensamblaje eólico, lo cual garantiza un futuro prometedor.

X