El pasado mes de diciembre REE presentó la operatibilidad del sistema eléctrico con elevada penetración renovable (la presentación completa está disponible para descarga en el siguiente enlace), donde se incluyeron diversos retos para conseguir una alta participación de estas fuentes de generación en el suministro futuro de electricidad. Varios de estos retos derivan de la variabilidad del recurso primario y del hecho de que la nueva generación está basada en la Electrónica de Potencia, lo cual supone importantes desafíos  tecnológicos entre los que se pueden mencionar:

 

  • Mayor participación efectiva en los servicios complementarios (energías de balance), fundamentalmente regulación de frecuencia, lo cual va a suponer rampas de variación de potencia que van a afectar a las cargas a fatiga a soportar por las palas y la transmisión mecánica.
  • Participación en el control de tensión, tanto en régimen permanente como perturbado, lo que supone reconsiderar el limite del 1/20 del Scc aplicado hasta la fecha.
  • Introducción de baterías para completar las capacidades de las instalaciones eólica, tanto en mercados de balance como en garantía de potencia
  • A medio plazo, emulación de inercia e incluso arranque de cero.
X